algunas  aclaraciones... 
 
 
                      La primera aclaración es el título: "diccionario de emociones". Es absurdo,  lo sé.  Ni esto es un diccionario (porque no es exhaustivo) ni trata solo de emociones. Pero el título me gusta. Quizá porque expresa un imposible. Se admiten ofertas para cambiarlo.
 
La segunda aclaración es sobre el contenido. Un diccionario debe dar definiciones lo mas objetivas posibles, basandose para ello en todas las fuentes posibles. Nuestro particular "diccionario" no expresa por el contrario términos consensuados: solo es nuestra opinión.  No hemos buscado definiciones en ninguna parte.
 
Pero no por esto pretende ser original en absoluto: todos estos conceptos son tan viejos como el hombre.
  
¿El objetivo? El objetivo es tener presente  unas consideraciones sobre nuestras emociones y sentimientos que pueden servirnos para rectificar, para mejorar, para tenerlo claro.  Si es útil para una sola persona, el objetivo estará conseguido.
 
La capacidad de observación sobre nuestras emociones es la llave fundamental para nuestro conocimiento propio, para nuesta superación, para nuestra aceptación. 
 
Y en consecuencia para nuesta convivencia.